Desde hace tiempo la rinoplastia es una de las intervenciones quirúrgicas que más se practican, ya sea para corregir cuestiones estéticas o malformaciones que afectan a la salud. Y es que además de lucir un perfil más atractivo, tener una nariz sana ayuda a tener un óptimo desempeño respiratorio.

Además de tener una nariz poco estética, lo que hace a una persona candidata a una rinoplastia son desviaciones del tabique, traumatismos y problemas de orden genético.

Dicho procedimiento no es más que una cirugía estética con la que es posible reducir, aumentar o modificar por completo desde la punta hasta el dorso de la nariz. El resultado además de ser funcional es un rostro remodelado por completo.

Aunque suele ser una cirugía relativamente sencilla, se sugiere ampliamente permanecer bajo vigilancia médica mínimo 24 horas por cualquier complicación. Contacta al Dr. Jorge A. Sánchez Rocha y obtén más información al respecto.