Cuando se habla de alergias, básicamente se traduce en una respuesta defensiva del cuerpo humano ante todo tipo de sustancias. El organismo puede percatarse de ello cuando algo ingresa oralmente, tal es el caso de medicinas o alimentos.

También hay una reacción de defensa del organismo cuando una sustancia externa se inhala (aparato respiratorio) o es absorbida por la piel. Un ejemplo de esto último son las picaduras de insectos, así como las inyecciones.

Si el sistema inmune detecta a una sustancia como extraña, tratará de neutralizarla sin mayor problema, esto sucede en todas las personas. El conflicto surge cuando se activan mecanismos que son dañinos para el propio paciente, dando origen a una alergia. El Dr. Jorge A. Sánchez Rocha es experto en el tema, contáctalo para una orientación profesional.